El chocolate “Cri Cri” entre las 33 golosinas más deliciosas del mundo

El chocolate Cri Cri, esa chuchería cremosa y crujiente a la vez, pasó a la historia. La golosina de Savoy entró en la lista que publicó el New York Times, donde incluyó delicias y caramelos del mundo entero.

Desde el Bon o Bon de Argentina hasta el Bacio de Italia, el venezolano Cri Cri se coló entre los 33 dulces seleccionados por el diario estadounidense como “delicias definitorias”.

“Las naciones tienen banderas e himnos, pero también tienen sus delicias definitorias. Aquí hay algunos dulces que capturan el espíritu de los países de donde provienen”, escribe el diario.

Una reseña muy venezolana

El trabajo coloca el nombre del chocolate Cri Cri (Venezuela) y redacta una reseña: “Savoy, la compañía original de dulces detrás de Cri Cri, fue fundada por cuatro inmigrantes en un garaje de Caracas en 1941. Uno de ellos, John Miller, había traído una máquina de fabricación de chocolate de Escocia y la utilizaron para crear el chocolate Savoy.

Casi 30 años después, la compañía creó una versión con arroz inflado. En 1980, esa barra de chocolate obtuvo su propio nombre, Cri Cri, gracias a una fórmula que los fundadores seleccionaron, luego de hablar con amigos, vecinos y niños.

El nombre debía ser corto y fácil de pronunciar. Hoy Savoy es una de las principales compañías de dulces en Venezuela y sus productos a menudo se entregan en diciembre durante el Amigo Secreto, que es esencialmente la versión venezolana de Secret Santa”.

Chocolate Cri Cri, la esencia nuestra

La noticia de este nombramiento mantiene revolucionadas las redes sociales. Donde quiera que vive un venezolano, este levanta la mano para comentar y evocar un sabor muy propio, que trae recuerdos de la niñez, los recreos, las películas de matinée, los domingos en familia, los cumpleaños y los amigos.

Al respecto, en neurogastrónomo Merlin Gessen, asegura que es “una maravillosa esta noticia. Este premio tiene mucho que ver con la forma en que nuestro cerebro busca anclajes en el sabor, para guardar memorias de nuestra infancia. Sin duda que el chocolate Cri-Cri de Savoy es una llave de acceso a nuestra niñez y a muchas emociones”.

Por su parte, la cuenta @aromasybocados comentó que “además esto es como un regalo al corazón y nos reconforta como venezolanos. Estoy 100% de acuerdo con que es una llave de acceso a nuestra niñez y agregaría que cada Cri Cri que escuchamos cuando mordemos ese chocolate, hace que vibre todo nuestro ser y que se nos abra ese baúl de recuerdos, que baja a nosotros como una película”.

Mucho sabor, mucha nostalgia, mucha identidad para compartir. Y a usted… ¿Qué le recuerda un bocado de Cri Cri? ¿Cuál otra golosina le trae recuerdos?

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *