Hotel Brisas del Norte, ¿Cómo hace para mantenerse en su “insólita” ubicación?

La mayoría de los usuarios que transitan por la avenida Guajira ni se lo imaginan, pero a solo 800 metros del C.C. Sambil, detrás de Premium Motors y la bomba Caribe, en pleno barrio Brisas del Norte, hay un hotel del mismo nombre, con seis pisos de altura, 85 habitaciones con cable y wifi, piscina, áreas verdes, restaurante, piano bar y un inmenso y elegante lobby, que no concuerda con la zona circundante.

La desconcertante ubicación de esta sobria torre color crema, obedece a una razón más funcional y estratégica de lo que sus visitantes pudieran suponer, atada a la historia y actividad del sector.

Bruno Ramírez, gerente del hotel Brisas del Norte, explica que desde hace más de 25 años ese sector ha tenido una vocación hotelera dirigida principalmente a conductores de transportes de carga, que necesitaban servicios de alojamiento en la ruta que va desde y hacia la frontera con Colombia.

De camionero a ejecutivo

“La torre nueva con la que se empezó a usar el nombre hotel Brisas del Norte, se levantó hace ya siete años y se ha venido desarrollando desde entonces, pero antes a esto se le conocía como Hostería del Norte, que es la razón social hoy día de la empresa”, relata Ramírez, al resumir la historia del negocio que por muchos años brindó alojamiento para camioneros.

Apalancados en la ubicación de la empresa, cerca de la salida hacia la frontera y con importantes desarrollos industriales y comerciales como Coca-Cola Femsa, Polar, Makro y Sambil, en 2010 los propietarios de la empresa desarrollaron las nuevas instalaciones para apelar a un público corporativo que visitaba regularmente Maracaibo para supervisar sus operaciones en la zona.

Ramírez explica que con ese target en mente se desarrollaron instalaciones y servicios como una atractiva piscina con escalones, rodeada de áreas verdes, el restaurante Ajonjolí y un piano bar con pantallas para ver eventos deportivos y relajarse, superando así la oferta de otros hospedajes de corte ejecutivo en la ciudad.

Han sido precisamente estas ventajas competitivas las que han permitido al hotel Brisas del Norte adaptarse y reinventarse ante los retos impuesto por la realidad económica del país.

“En los últimos meses y años el sector corporativo ha mermado un poco. Por situaciones obvias ya las empresas no trasladan a sus ejecutivos como lo hacían antes sino que usan otros medios de comunicación. Eso nos ha llevado a usar más nuestros espacios y áreas de servicio como son la piscina y los salones, para eventos de fiestas, encuentros corporativos, charlas y seminarios”, detalla el gerente del hotel.

Boom cambiario

Entre los años 2013 y 2014 la situación cambiaria disparó la ocupación del hotel. Debido a su ubicación muy cerca de la vía que conecta a la ciudad con Paraguachón, Brisas del Norte logró capitalizar un gran contingente de colombianos que comenzó a consumir bienes y servicios en la región, aprovechando una conversión favorable para la moneda del vecino país.

“El público colombiano hace unos años representó un auge importante para el hotel. Actualmente seguimos teniéndolo pero el cierre de la frontera nos afectó muchísimo a nosotros y a todo ese comercio que se favorecía con ese paso de visitantes hacia el estado (…) Todavía tenemos presencia de ese huésped colombiano que viene por diversos motivos: placer, negocios, educacionales o de salud”, señala Ramírez al precisar que su ubicación estratégica entre la Universidad Rafael Belloso Chacín (URBE) y el Sambil, les permite captar tanto al estudiante como al comprador que sigue llegando -aunque en menor medida- de la frontera.

Hacia el “turista local”

Al igual que la mayoría de la industria hotelera en la región, la caída en los índices de ocupación (aproximadamente 35 por ciento, según el último balance de la Cámara Hotelera del Zulia) ha llevado a Brisas del Norte a reorientar sus esfuerzos de mercadeo hacia un público familiar local que ya no viaja con la misma frecuencia que antes, y ahora busca oportunidades de esparcimiento en la ciudad durante los fines de semana o temporadas vacacionales.

“Aquí hay grupos familiares que vienen en la tarde a la piscina y luego pasan hacia la barra. También hay personas que vienen exclusivamente a ver los encuentros deportivos en los televisores y a usar el restaurante que son otros espacios que se aprovechan mucho”, detalla en representante del hotel que a través de las redes sociales promociona sus instalaciones como escenario para disfrutar partidos de fútbol y torneos de diversas disciplinas competitivas.

Con un rango de tarifas que van desde una habitación matrimonial para dos personas con desayuno incluido y acceso a todas las instalaciones por Bs. 170.000 ($5,7 a tasa no oficial), una Grand Suite por Bs. 220.000 ($7,4) o la suite presidencial por Bs. 400.000 ($13,6), Brisas del Norte representa una atractiva opción para Marabinos que buscan disfrutar de un espacio confortable y buen servicio a precios razonables, sin alejarse demasiado de casa.

 

Para más información ingrese a:

Instagram y Twitter: @brisasdelnorte

Facebook: Hotel Brisas del Norte

Web: www.hotelbrisasdelnorte.com

Teléfonos: 0261-7578178 / 0426-5655160.

Cómo llegar: Google Maps

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Cortesía Hotel Brisas del Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *