Batalla opositora por la Gobernación encubre deseo de muchos de optar por la Alcaldía

Con la posible elección de Eveling Trejo de Rosales como gobernadora del Zulia, si llegara a derrotar a Juan Pablo Guanipa en las primarias y a Francisco Arias Cárdenas en las regionales, empresarios, dirigentes y líderes políticos opositores se frotan las manos y allanan el camino para convertirse en potenciales fichas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en los comicios de alcaldes para los cuales aún no se tiene fecha.

Con el “rosalismo” fuera de la contienda de manera directa habría aire de nombres nuevos y se presume la apertura de una gran puerta en Un Nuevo Tiempo para la negociación de candidaturas y el espaldarazo de opciones diferentes. Es un escenario, cuando menos, interesante. Las matemáticas del tiempo y el movimiento de los eventos coyunturales vienen desatando las aspiraciones.

Como se sabe, el 8 de diciembre de 2013 se llevó a cabo el proceso en el cual se escogió a 333 alcaldes y dos alcaldes metropolitanos. Su mandato constitucional es de cuatro años, por lo que constitucionalmente tenían que realizarse elecciones antes de finalizar 2017 para que no ocurriera una situación similar a la de los gobernadores y consejos legislativos estadales, cuyos mandatos perdieron vigencia al finalizar 2016 sin que el CNE convocara nuevos comicios.

Se maneja que las elecciones de alcaldes se realizarán en el primer semestre de 2018. En cadena nacional, Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), anunció el 18 de octubre de 2016 que las elecciones de gobernadores y alcaldes se realizarían en el primer y segundo semestre de 2017, respectivamente. Esta sentencia pública resultó puro humo.

El 25 de mayo pasado, en medio de una crisis política y socioeconómica sin precedentes, enmarcada por protestas que dejarían 157 personas muertas en hechos violentos, Lucena cambió la seña al anunciar que el Poder Electoral realizaría solo dos comicios en el corto plazo: la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), registrada en julio, y la escogencia de gobernadores y consejos legislativos estadales, el 10 de diciembre.

La mutación de la fecha de los procesos responde, según analistas, a la conveniencia electoral del gobierno de Nicolás Maduro. La Rectora no se refirió a las elecciones de alcaldes que constitucionalmente debían realizarse este año, ya que a los mandatarios locales se les vence el período en diciembre. Simplemente guardo silencio. Desde entonces predomina la neblina de la incertidumbre.

Para colmo, y en una nueva maniobra de ajedrez político para resguardar el poder, el constituyente socialista Earle Herrera propuso el 11 de agosto ante la ANC, el adelanto de la fecha de las regionales para octubre. Este cambio, aprobado un día después, dejó por fuera, bajo la espiral de un silencio nada potable, los comicios para escoger legisladores y agregó como condimento la falta de un anuncio de fecha oficial.

Así se encuentra el escenario y en Maracaibo, con una división marcada entre tres bloques: UNT, AD y Copei, por un lado; Primero Justicia y Voluntad Popular, por otro; más decenas de independientes con una aspiración legítima de oxigenar la batalla por la Alcaldía. El papel de Manuel Rosales en las decisiones políticas del estado está en juego con Eveling. Igual hay empresarios y dirigentes que desestiman su arrogancia y sus acostumbradas imposiciones.

Los nombres se conocen en los corrillos de los partidos. Sólo habría, por ahora, dos mujeres, más allá de la ya pintoresca y tradicional candidatura de María Bolívar. La mayoría se encuentra a la espera de los resultados en la Gobernación y los acuerdos que se generen. Se habla de primarias en la MUD. En este reportaje mencionaremos algunos líderes y liderezas, sin contar con Guanipa y Trejo de Rosales, que sueñan y trabajan para convertirse en alcalde o alcaldesa de Maracaibo. Sus aspiraciones se exponen y debaten en cuadros cerrados y abiertos.

Nora Bracho

La diputada de UNT ha manifestado públicamente su desinterés por la Alcaldía, sin embargo, fuentes aseguran que se trata de una estrategia. Su cercanía con los Rosales le dan aire.A lo interno no tiene mucha aceptación.

Elimar Díaz

La politóloga y diputada a la AN por UNT goza de un carisma importante a lo interno del partido. Luce con una imagen fresca, pero tal vez muy inocente para lo que implica la gestión desde el ayuntamiento. Su nombre suena.

Carlos Alaimo

El empresario trabaja en la consolidación de una estructura política para llegar a la Alcaldía. Creó el voluntariado Pasión por Maracaibo y la Fundación Humanismo y Progreso para impulsar propuestas concretas.

Gilberto Gudiño

En 2015, el empresario de Expozulia recibió la propuesta de asumir la dirección de la Mesa de la Unidad en el Zulia, pero declinó la oferta, ya que se había comprometido a liderar a la Ucez. Hoy se interna en la política con todo.

Juan Carlos Fernández

El abogado, comunicador y dirigente político que se formó políticamente en el MVR forma parte de la plantilla de UNT. Su nombre es uno de los que más suena para relevar a Eveling de Rosales.

José Luis Alcalá Rohde

El abogado la sacó del parque con bases llenas en Polimaracaibo, donde sembró con hechos una imagen de respeto. Su organización, temple y formación lo caracterizan. Es el actual Jefe de Campaña de Eveling.

Eliseo Fermín

El legislador neotempista impulsaba su nombre para la Gobernación del Zulia. Tiene aspiraciones y carrera política para optar por la Alcaldía si Trejo de Rosales llega al Palacio de Los Cóndores. Es de discurso férreo.

Leonardo Fernández

El actual presidente del Concejo Municipal viene fogueándose de a poco. Si Eveling gana la Gobernación espera que sus pasantías como alcalde encargado le den fuerza para poder poner su nombre en mesa ante Manuel Rosales.

Carlos Faría

El secretario de asuntos municipales de Un Nuevo Tiempo y expresidente del Concejo Municipal aspira a la Alcaldía. Sin embargo, se maneja que es poco probable que reciba el apoyo de los Rosales.

Víctor Ruz

El ex presidente de la FCU aspira. Tras su salida de UNT para formar filas en Voluntad Popular habría contado con el aval de la dirigencia nacional naranja para ser su potencial candidato por ser reconocido en las bases neotempistas.

Eduardo Vale

El dirigente de Voluntad Popular es una de las fichas más reconocidas de la tolda en la ciudad por su cercanía con Lester Toledo. Trabaja para poner su nombre en mesa por la Alcaldía. Aspira a ir a primarias y demostrarlo.

Ángel Machado

El concejal de Voluntad Popular, detenido el 26 de julio pasado por impulsar protestas en Maracaibo, es otra de las fichas de VP que suenan para medirse. Es uno de los dirigentes jóvenes locales con más formación.

Leonardo Pérez

El actual presidente del Colegio Nacional de Periodistas-Zulia y ficha de Acción Democrática quiere participar de lleno en la arena política en los próximos años y no descarta optar por la Alcaldía de Maracaibo.

Romer Rubio

El concejal de Primero Justicia es junto con Guanipa uno de los dirigentes con más trayectoria y calle de la organización. Tiene esa aspiración, pero sabe que tiene una lluvia de obstáculos a lo interno y externo.

José Sánchez, Mazuco

Sobre el diputado de la AN pesa la losa de una inhabilitación política, por lo que más allá de su cercanía con Rosales y su conocimiento en materia de seguridad, tiene una cuesta difícil de superar para poder entrar en el juego.

 

Redacción: Raúl Semprún

Foto: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *