Ávila Burger busca “hacer cumbre” en el empinado gusto de los zulianos

Históricamente en el mundo del consumo y las ventas nacionales, el mercado zuliano ha gozado de una sólida reputación como “territorio difícil”, gracias al perfil sui-generis de un consumidor local tremendamente regionalista, extrovertido, exagerado y por sobre todas las cosas exigente; por estas razones, no es de extrañar que la llegada de una franquicia con un nombre distintivamente caraqueño como Ávila Burger, despierte grandes expectativas en un público ansioso por probar y “poner a prueba” a las hamburguesas más famosas de la capital.

El pasado viernes 13 de septiembre, el restaurante de comida rápida nacido hace 10 años en el grill del Hotel Ávila en Caracas, abrió –literalmente- “por todo lo alto” su décima cuarta sucursal nacional (y primera en el Zulia), al estrenar la plazoleta elevada del exclusivo centro comercial Terraza 77, ubicado en la esquina del bulevar 5 de Julio con avenida 3F.

Full de expectativas

Una concurrencia a casa llena, con listas de espera y estacionamientos repletos, convalidó con hechos la visión de inversionistas marabinos que apostaron a capitalizar la avidez local de opciones gastronómicas innovadoras, dirigidas a un público que busca experiencias integrales de disfrute y esparcimiento.

La experiencia y prestigio alcanzados por Ávila Burger en el centro del país es un poderoso aval para la marca, pero también le impone un complejo reto a la hora de satisfacer los paladares zulianos, acostumbrados a una exuberancia culinaria que ha alcanzado un estatus casi mítico en el resto del país.

Para acometer semejante tarea la franquicia de origen central incluyó en su menú una nueva hamburguesa bautizada en honor al refulgente relámpago que figura la bandera, escudo e himno regional; así como en el libro de los Récords de Guinness, pero “La Catatumbo” es más que un esfuerzo por congraciarse con los foodies locales; es una suculenta propuesta que combina elementos novedosos como el pan de pretzel y stick fries (palitos de batata, yuca papa y plátano) con ingredientes tradicionales de la comida rápida local como salsa tártara con cebollín, aguacate, queso de mano y carne de res (de 112 o 200 grs.) 100% zuliana.

Superándo obstáculos

En conversaciones con TuReporte, uno de los copropietarios de la franquicia en Maracaibo, destacó que la iniciativa de traer la prestigiosa marca a la región, era una manera de combinar el placer y los negocios, ya que los inversionistas no solo reconocían la oportunidad de mercado al insertar localmente un producto que ya tiene un éxito probado en distintos estados del país, sino que como consumidores asiduos de hamburguesas, notaban la ausencia de un establecimiento donde poder consumir un producto gourmet y disfrutar de unos tragos en un ambiente seguro y agradable a los sentidos.

El representante de Ávila Burger confiesa que la senda para instalarse en la ciudad no ha estado libre de obstáculos, ya que algunas que escapan a su control obligaron a postergar en dos oportunidades la inauguración.

“Queríamos abrir el local de Terraza 77 en junio, pero después hubo una fecha tentativa que iba a coincidir con la reconversión monetaria; esa situación y el incidente eléctrico ocurrido en el puente sobre el Lago obligó a empujar la inauguración unas tres semanas, ya que no se podían trasladar por tierra ciertas materias primas que debían traerse de Caracas para conservar los estándares de calidad de la franquicia” manifestó el inversionista al destacar que a pesar de los imprevistos la respuesta del público ha superado las expectativas con cifras que rondan unas 200 hamburguesas vendidas por jornada.

Haciendo honor a su reputación de público impredecible, el plato más solicitado hasta la fecha por los marabinos no es la Catatumbo -que está en un honroso segundo lugar- sino la Ávila que lleva queso cheddar y tocineta, que representan es estandarte clásico de la marca.

Apuntando al norte

Ávila Burger Maracaibo destaca como ventaja competitiva que sus productos no tienen componentes industrializados. Insumos como pan, carnes y las salsas son elaborados en forma artesanal por el propio restaurante, con materia prima nacional trabajada por especialistas de la ciudad.

La respuesta inmediata del público permite a los recién llegados hacer una proyección optimista en términos de crecimiento y estiman que en un mediano plazo apuntarían a expandir su operación hacia la zona norte de Maracaibo.

“Nuestro siguiente paso será en la zona norte de la ciudad, cerca de la avenida Paúl Moreno. Nos encantaría el local que pertenecía a Te con Té, el cual se encuentra desaprovechado por circunstancias desafortunadas” indicó el franquiciado al subrayar que las áreas residenciales circundantes al referido punto, albergan al público objetivo que aspiran a captar.

Complacer al mercado local no es tarea fácil, algunos compararían al quisquilloso gusto zuliano con el intentar desmantelar una bomba cuyos cables son todos de un mismo color, pero si algo tiene claro una marca cuyo lema apunta a llegar a la cumbre, es que para alcanzar tal objetivo hace falta perseverancia y esfuerzo.

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *