Aquaventura Park cierra “temporalmente” por escasez de químicos para limpiar piscinas

La última vez que Aquaventura Park abrió al público fue el pasado domingo seis de mayo, hace poco más de un mes. El 1 de junio postearon en su Instagram: “Estimados usuarios, informamos que durante el mes de junio nuestras puertas estarán cerradas por mantenimiento de las instalaciones. Trabajamos arduamente para brindarles en cada una de sus visitas un servicio de calidad, días de diversión y entretenimiento familiar”.

Sin embargo, fuentes allegadas al parque de agua revelan que Aquaventura tiene meses haciendo “magia” para comprar los químicos que se emplean en la limpieza de sus piscinas, por lo que la temporada vacacional que está en puerta corre el riesgo de quedarse sin uno de los lugares a los que aún los marabinos tenían acceso para el disfrute y el esparcimiento.

Solo el Platinum Club se mantiene operativo, para la recreación de los socios, pero las áreas que se ofrecen al público están cerradas y sin fecha específica para su apertura, ya que productos como el cloro, regulador de PH, floculante, filtros, entre otros implementos para el mantenimiento de las piscinas se fueron al “cielo” por sus precios dolarizados.

Los asiduos visitantes del parque de agua ya comienzan a resentir la ausencia de esos fines de semana de diversión y por las redes preguntan: ¿Cuándo abren? ¿Van a cerrar definitivamente? Pero las respuestas están sujetas a la incertidumbre del futuro inmediato.

Maracaibo se va quedando “seca” con la paulatina desaparición de las grandes piscinas que a la vez eran centros recreativos, como las hace años inexistentes piscinas del YMCA, que sucumbieron ante el abandono y la desidia; Aguamanía que fue clausurada por la Alcaldía y piscinas Braulio, que permanece inactiva por la falta de productos para el mantenimiento.

Siete años al servicio de la diversión

Aquaventura Park abrió sus puertas el 22 de octubre de 2010, con 21 atracciones distribuidas en 10 hectáreas de terreno. La gran novedad del parque temático fue la piscina con olas y la disponibilidad para realizar eventos públicos, como conciertos y exposiciones, en El Nido, un salón con capacidad para cinco mil personas.

Tres torres de diversión extrema posee Aquaventura. En la primera están los toboganes La Revancha del Dragón 1 y los toboganes abierto y cerrado. En la segunda se encuentran las atracciones: la Revancha del Dragón 2, la Serpiente Marina y Torbellino. En la Torre de los bucaneros, la tercera, se levantaron cuatro toboganes de velocidad, dos toboganes de cuerpo y el tobogán Mamut.

También ofrece cuatro áreas interactivas de esparcimiento acuático. Dos de ellas están destinadas al uso infantil; una cancha de arena de playa, un gigantesco velamen y áreas para fiestas infantiles.

Para la apertura, hace siete años, se dispuso de 50 salvavidas entrenados especialmente para laborar en piscinas públicas. El costo inicial de la entrada fue: para menores de 1.20 metros 60 bolívares y los demás 70 bolívares.

Pocas alternativas

Con julio en puerta, Maracaibo podría quedarse sin el único parque de agua de la ciudad, luego de que la Alcaldía de Maracaibo decretó la clausura de Aguamanía el pasado 4 de abril de este año, por “insalubridad e inseguridad”.

La municipalidad alegó que la empresa le debía “13 cánones de arrendamiento (13 meses)” y durante una inspección en las instalaciones el Cuerpo de Bomberos y Protección Civil ordenaron “el cierre del parque acuático Aguamanía por condiciones insalubres y de inseguridad en las piscinas”.

En ese momento, Tony Boza, director general de la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo, declaró a un medio regional que también estaban “La denuncia que hicieron sobre los supuestos robos en sus instalaciones se investigó con los cuerpos de seguridad y no hay ninguna denuncia formal realizada por la empresa (…) lo que nos hizo pensar que buscaron huir (…)”.

Sin embargo, con antelación y en el marco de la Semana Santa 2018, voceros del parque acuático divulgaron a través de Tu Reporte, que no operarían durante el asueto, debido al robo de las computadoras del área administrativa. Freddy Quintero, administrador de Aguamanía, aclaró que “las computadoras fue lo último que se robaron” y recalcó que en seis meses las instalaciones fueron violentadas en al menos 10 oportunidades y se llevaron todos bombillos, el cableado del cuarto de bombeo, cinco unidades de aire acondicionado, un bomba de agua y hasta las cámaras de seguridad.

Respecto al presente y futuro de las instalaciones del primer parque de agua de Maracaibo. Selene Estrach, primera combatiente de Maracaibo, declaró en el programa Entérate con Nilda, transmitido por Aventura Tv. “Con el parque Aguamanía habían varias cosas que no se estaban cumpliendo, pero por parte de la alcaldía, vamos a recuperar el parque en su totalidad”. Eso fue el pasado 4 de junio, a dos meses de su clausura.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *