A la Casa Barco le pusieron “cartel de venta” ¿quién quiere comprarla?

Fue uno de los atractivos arquitectónicos y hasta turísticos que tuvo Maracaibo, hace unos 15 años atrás. Era tradición visitar la Casa Barco, entre noviembre y enero, cuando la adornaban con luces de colores y por las noches parecía navegar en los mares de cemento de la urbanización La Estrella.

Hoy está a la venta. No solo la estructura física, sino todo lo que contiene. Un patrimonio cultural icono de la ciudad que fue construido en 1980, por el capitán Rubén Darío Martínez, para su uso residencial.

El capitán Rubén Darío, trató de representar un mundo acuático al diseñar la famosa Casa Barco, una residencia que durante 38 años fue objeto de estudio e inspiración fotográfica. Cientos de marabinos pasaron frente a ella para verificar su real existencia.

Casa barco

“Antes adornábamos toda la casa para Navidad, tanto que no le cabía una luz más, pero los vecinos comenzaron a quejarse porque se hacían colas de carros y personas que querían ver el espectáculo”, expresó Martínez durante una entrevista con un medio de comunicación de la región.

La decisión de venderla, al parecer responde a “motivos de viaje”. Sin embargo, parte de la ciudadanía conserva la esperanza, de que quien la adquiera, mantenga la edificación en su estado original y único, que causó sensación durante décadas.

Casa barco

Una nave con todo incluído

La Casa Barco posee una habitación principal decorada al estilo maritimo con una sala de estar alfombrada y sala sanitaria actualizada con una ventana de forma circular que da vista al frente de la propiedad.

Además, cuenta con un acceso a la estructura que asemeja la proa de un barco y un área interna que es la réplica de un camarote, con un bar decorado al estilo crucero y una escalera que lleva a la cabina de mando, desde donde se aprecia una vista panorámica a la urbanización.

Toda el área social y las tres habitaciones secundarias cuentan con pisos de mármol, decoraciones en yeso y luces directas e indirectas. Posee también tres salas de baño.

La estructura incluye cocina, comedor, sala con tres juegos de muebles y una barra tipo chimenea. También tiene una parrillera en el área externa, piscina de dos metros de profundidad cercada, duchas, salón de fiestas, cancha de usos múltiples, barra externa, lavandería, cocina adicional de servicio y estacionamiento para cuatro vehículos.

Casa barco habitación

Casa Barco: una historia de agua y sal

El capitán Martínez pasó gran parte de su vida sobre un barco. Recorrió predios acuáticos nacionales e internacionales. Su sueño desde siempre fue trasladar esta pasión a los espacios cotidianos de su hogar. Así empezó todo.

En 1980, luego de ocho meses de investigación y pruebas de material para la edificación, Martínez comenzó a construir su sueño en los terrenos adyacentes a su residencia: un barco con centro de navegación incluido.

Los detalles que contiene la casa son piezas originales del mundo marino y fueron traídas de las diferentes ciudades que el capitán visitó en sus años de navegante junto a su esposa Mariela de Martínez.

Un salón de celebraciones ocupa la planta baja y está decorado con elementos marinos entre los que destacan, barcos en miniatura, fotografías cuando la caída del Puente sobre el Lago en 1964, vajillas y juego de cubiertos en forma de ostras, salvavidas y todos los elementos necesarios para cualquier navegación.

Visitar esta residencia significa sumergirse en una aventura arquitectónica. Subir a la cubierta es toda una experiencia, porque allí aún espera la figura de una sirena con la cara de la ex miss Irene Sáez y un traje de buzo de más de dos metros de alto. ¿Se atreve a comprarla?

Contacto:

Juan Martínez 0414-629.8293

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *