10 recomendaciones para conservar alimentos cuando no hay electricidad

Una de las mayores preocupaciones durante los largos periodos sin energía eléctrica es cómo conservar alimentos y cómo almacenarlos sin que se descompongan antes de poder consumirlos.

La primera recomendación para situaciones de esta índole es comprar alimentos enlatados. Sin embargo, ante la escasez y altos precios de estos productos no perecederos, existen otras recomendaciones que se adaptan mejor a la realidad venezolana.

Si se  toman en cuenta que una nevera puede mantener su temperatura durante un período de cuatro horas mientras hay un apagón eléctrico y, luego, calentarse lentamente, lo principal es alargar el periodo de descongelamiento del refrigerador.

conservar alimentos

Recomendaciones para conservar alimentos

  1. Preparar fuentes alternativas de frío.

Lo ideal es congelar botellas plásticas de agua con sal, a razón de 100 gramos de sal por cada litro y medio de agua. Esta especie de hielo seco se derrite más lentamente y puede alargar el periodo de descongelamiento del refrigerador y poder conservar alimentos.

  1. Congele todo lo que se pueda.

No solo las carnes, los vegetales lavados y cortados también se pueden congelar. En general casi todas las verduras y frutas pueden congelarse. El primer paso es pelarlas, retirarles las partes dañadas y lavarlas con abundante agua, varias veces, y secarlas muy bien.

La forma más práctica para congelarlas es cortadas en trozos pequeños y en bolsas o envases individuales con pociones pequeñas. En muchos casos es una buena opción cocinarlas en salsas o concentrados. Se recomienda dejarlas enfriar antes de envasar y guardar.

  1. Salar las carnes.

En esta realidad de incertidumbres con respecto al servicio eléctrico una recomendación importante es salar las carnes. La sal marina gruesa es ideal, pero también puede utilizar sal común en una cantidad que cubra por completo la pieza de proteína.

Antes de cocinarla, puede remojarla en agua durante unos minutos para eliminar el exceso de sal. También se aconseja condimentar las piezas de filetes o bistec y luego congelarlos, así se puede conservar alimentos mejor y durante más tiempo.

conservar alimentos

  1. Agrupar los alimentos.

Si la nevera o el congelador no están llenos, agrupa los alimentos para concentrar la temperatura entre ellos. Un congelador lleno puede mantener su temperatura durante, aproximadamente, 48 horas y una nevera durante cuatro horas.

  1. Usar contenedores.

Se recomienda también colocar los alimentos en bandejas o envases. De esta manera, si se comienzan a descongelar durante el apagón, el líquido se concentrará en las bandejas y se evitará el humedecimiento de otros alimentos.

  1. Mantener las puertas cerradas.

Es importante mantener las puertas del refrigerador cerradas lo más que se pueda. Esto contribuirá a que el frío se conserve por mucho más tiempo. Cada vez que se abren, sube la temperatura. Si las puertas se mantienen cerradas, el refrigerador conservará su temperatura durante, aproximadamente, cuatro horas.

  1. Arrope la nevera.

Si la puerta permanece cerrada y está lleno el congelador, este mantendrá la temperatura por al menos 48 horas. Pero conservará los alimentos solo por 24 horas si está medio lleno. Se recomienda cubrirlo con sábanas pesadas para aislar la temperatura y conservar el frío el mayor tiempo posible.

conservar alimentos

  1. Cocine todo lo que pueda

Una vez que los alimentos comienzan a descongelarse se recomienda cocinarlos de inmediato y con largos periodos de cocción a fuego lento, para eliminar cualquier bacteria que esté presente. En general, los alimentos cocidos se mantienen mejor que crudos.

  1. Revise cada alimento.

Cuando regrese el servicio eléctrico revise cada alimento por separado. Si los alimentos no perecederos tuvieron una temperatura mayor a los 4 ° C durante dos horas o más ¡deséchalos! Esto incluye carne, pollo, pescado, leche, huevos y algunas sobras.

  1. Limpie la nevera luego del apagón.

Se recomienda, antes de encender la nevera. Sacar todo y limpiar con vinagre o cloro, para prevenir la proliferación de bacterias que pudieran afectar los alimentos.

Estas recomendaciones son un paliativo para poder atravesar de la mejor manera las circunstancias adversas. De ningún modo le estamos diciendo que la falta de electricidad es algo a lo que se tenga que acostumbrar. Son solo tips para casos de emergencia.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *